Molino de Fernán Pérez

Paseo de la Serrata

El Molino de Fernán Pérez os ofrece en esta ocasión un recorrido sencillo, de escasa pendiente y una distancia corta.

Está dirigidos a aquellos que disfrutan descubriendo nuevos caminos y dedicando un tiempo diario al ejercicio físico al aire libre (caminar, correr, montar en bicicleta…) Estás inmerso en los Campos de Nijar profundos y esto hay que respirarlo, adentrarse en el paisaje y confundirse con él.

El relieve de esta zona del P.N. Cabo de Gata – Nijar es suave. Cerros de poca altura y ramblas serpenteantes son los elementos más característicos. Destacan la Serrata con el pico de Las Yeguas 361m de altura y el Risco de Bornos, que con 332m de altura nos abre una ventana a la costa.

Nuestra propuesta es un trayecto circular desde vuestra “casa molinera” a la Serrata.

Salimos del Molino por la carretera a la izquierda, dirección Los Albaricoques.

En apenas 500m encontramos un desvío hacia el cementerio, lo tomamos. Enseguida el camino se bifurca y nosotros seguiremos la pista de tierra.

A esta altura podemos encontrar zonas de cultivo de secano, con almendros, olivos, higueras, granados, algún que otro algarrobo y algunos terrenos plantados de cebada o en barbecho según la época del año. Es muy fácil que “tropecéis” con Antonio el pastor y su rebaño de cabras. Al atardecer es un verdadero espectáculo verlos de vuelta al redil.

Valle del Hornillo
Rebaño de cabras en Fernán Pérez
La Serrata
Vista Níjar y Sierra Alhamilla
Vista Fernán Pérez

Avanzamos por el camino con una pequeña pendiente, estamos en las faldas de La Serrata. Un pequeño desnivel indica que pasamos a “otro mundo”, perdemos de vista todo indicio de vida civilizada.

Nos adentramos en lo que llamamos zona esteparia. Aquí predomina el matorral y el bosque bajo espinoso que tolera los terrenos muy calizos y pedregosos. Son característicos los espartales, retamas, cornicales, esparragueras, tomillares, espliegos y de mayor porte; lentiscos, artos, azufaifos y palmitos, es la única palmera autóctona de la península. En cuanto a la fauna podréis encontrar liebres, zorros, lirones y erizos morunos y perdices.

Pasaremos un cortijo en estado ruinoso y tres palmeras, después tomaremos el sendero de la izquierda; estrecho y algo pedregoso. Vamos subiendo hasta la cresta de la Serrata. Este conjunto montañoso  se extiende desde Fernán Pérez a Barranquete. El panorama desde ahí arriba es muy revelador pues geológicamente, es el resultado de la colisión de una placa  ibérica con otra africana. Esto significa, que realmente separa el continente europeo del africano…y tal parece porque físicamente divide la comarca en zona interior y costera.

Una curiosidad es que antiguamente, la población del término municipal de Níjar se dividía en dos: los de “los derredores” de Níjar (que eran todos los que habitaban de la Serrata hacia la Villa de Níjar) y los “de más palla”(los ubicados de la Serrata hacia la costa), siendo los primeros los que gozaban de mayor prestigio. Actualmente, como podéis observar en vuestro paseo, la Serrata separa “el mundo de los plásticos” de los campos de Níjar que nos dejaron nuestros abuelos.

Descendemos de la Serrata por un camino de tierra que nos lleva a tomar de nuevo el asfalto, pero esta carretera no está muy transitada y el arcén es bastante amplio. Este último tramo los pies van solos, el objetivo está cerca: el Molino os espera!

Facebook
Twitter
Maise
Molino Fernán Pérez

Molino Fernán Pérez

Fernán Pérez
ver
Casas completas

Ficha

Longitud: 5,13 km
Desnivel: 83 m

A Pié: 1 h

Dificultad: Baja

Consejos

Es un recorrido muy agradable para hacer andando y corriendo a modo de entrenamiento suave. Las horas aconsejables son a la mañana o para acabar el día disfrutando de un atardecer en plena naturaleza. En verano, sobre todo, es importante no hacer este recorrido en las horas de calor. Es aconsejable llevar un buen calzado deportivo que proteja los tobillos pues la pista es irregular y pedregosa en algunas ocasiones. Este paseo se puede hacer también con bicicleta de montaña. El único tramo que tiene cierta dificultad es el ascenso a la Serrata.