Cerro la Gorra es una casa rural  ubicada a 3km de Agua Amarga. Sitio ideal como punto de partida de rutas de senderismo, a caballo o en bicicleta. Cercana a calas tan espectaculares como Cala Enmedio, Cala El Plomo o Los Muertos.

La casa es de alquiler íntegro. Tiene una capacidad máxima para 19 personas. Dispone de 9 habitaciones, todas con baño privado, climatización, T.V., terraza individual. Salón comedor con chimenea. Cocina totalmente equipada (horno, microondas, lavavajillas, frigorífico industrial, etc). Salón principal multiusos con chimenea y aseo.

Piscina exterior vallada, ubicada junto a una explanada  con barbacoa y pequeña pérgola, ideal para reuniones de grupo. La piscina se mantiene abierta en temporada alta con su correspondiente limpieza diaria.

La casa dispone de aparcamientos techados.

Las zonas comunes exteriores (piscina y aparcamientos) son de uso compartido con dos apartamentos más ubicados en la finca (estancias privadas para uso de los propietarios).

La casa se alquila completa. Sin servicio. Para estancias superiores a 4 días ofrecemos recambio de ropa de cama y baño. Existe la posibilidad de contratar  limpieza diaria, así como  servicio de catering.

El precio de la casa va desde 300€ noche en temporada baja a 600€ noche en temporada alta. Estancias mínimas de dos noches en temporada baja y cuatro noches en temporada alta.

 

 

 

 

Nuestros cortijos se han creado con personalidad propia para que disfrutes de la experiencia de estar en un lugar diferente, único.  Acogedores como si estuvieras en un buen hotel con encanto y cálidos como si se tratase de una cuidada casa rural. Todos sus espacios, rincones, salas, muebles y objetos tienen historia, vinculada a nuestras familias y a la de amigos que nos han visitado. Cortijos entendidos como espacios modernos y sanos, amables con el habitante y con el Planeta, creados como piel protectora del ser humano, reflejos de identidades culturales, memorias colectivas. Contienen el latido del paso del tiempo. Te sentirás como en casa, lejos de espacios estándar, podrás relajarte y acomodarte en alojamientos irrepetibles.

 

La Joya de Cabo de Gata son tres cortijos contiguos, cada uno con su estilo propio: un cortijo-loft casi en un solo ambiente y otros dos cortijos con dos habitaciones independientes de la sala y la cocina-comedor. Todos ellos tienen porches con diferentes orientaciones para aprovechar lo más amable de la climatología del Cabo de Gata.

 

Los cortijos se ubican en una hectárea de jardín que ha sido repoblado con especies autóctonas y adaptadas al clima, creando tras dieciséis años un auténtico oasis que contiene una piscina fenicia y un jacuzzi al aire libre; espacios para el paseo, para la lectura y la meditación; un pabellón para masajes terapéuticos; un reciento cuidado para barbacoas junto a un comedor-mirador en la parte más elevada de la finca; un huerto-ecológico para el consumo doméstico y un recinto en donde nuestras mascotas viven felices.