Cortijo La Joya de Cabo de Gata

Agua Amarga Casas completas

Nuestros cortijos se han creado con personalidad propia para que disfrutes de la experiencia de estar en un lugar diferente, único.  Acogedores como si estuvieras en un buen hotel con encanto y cálidos como si se tratase de una cuidada casa rural. Todos sus espacios, rincones, salas, muebles y objetos tienen historia, vinculada a nuestras familias y a la de amigos que nos han visitado. Cortijos entendidos como espacios modernos y sanos, amables con el habitante y con el Planeta, creados como piel protectora del ser humano, reflejos de identidades culturales, memorias colectivas. Contienen el latido del paso del tiempo. Te sentirás como en casa, lejos de espacios estándar, podrás relajarte y acomodarte en alojamientos irrepetibles.

 

La Joya de Cabo de Gata son tres cortijos contiguos, cada uno con su estilo propio: un cortijo-loft casi en un solo ambiente y otros dos cortijos con dos habitaciones independientes de la sala y la cocina-comedor. Todos ellos tienen porches con diferentes orientaciones para aprovechar lo más amable de la climatología del Cabo de Gata.

 

Los cortijos se ubican en una hectárea de jardín que ha sido repoblado con especies autóctonas y adaptadas al clima, creando tras dieciséis años un auténtico oasis que contiene una piscina fenicia y un jacuzzi al aire libre; espacios para el paseo, para la lectura y la meditación; un pabellón para masajes terapéuticos; un reciento cuidado para barbacoas junto a un comedor-mirador en la parte más elevada de la finca; un huerto-ecológico para el consumo doméstico y un recinto en donde nuestras mascotas viven felices.

Nuestros cortijos se han creado con personalidad propia para que disfrutes de la experiencia de estar en un lugar diferente, único.  Acogedores como si estuvieras en un buen hotel con encanto y cálidos como si se tratase de una cuidada casa rural. Todos sus espacios, rincones, salas, muebles y objetos tienen historia, vinculada a nuestras familias y a la de amigos que nos han visitado. Cortijos entendidos como espacios modernos y sanos, amables con el habitante y con el Planeta, creados como piel protectora del ser humano, reflejos de identidades culturales, memorias colectivas. Contienen el latido del paso del tiempo. Te sentirás como en casa, lejos de espacios estándar, podrás relajarte y acomodarte en alojamientos irrepetibles.

 

La Joya de Cabo de Gata son tres cortijos contiguos, cada uno con su estilo propio: un cortijo-loft casi en un solo ambiente y otros dos cortijos con dos habitaciones independientes de la sala y la cocina-comedor. Todos ellos tienen porches con diferentes orientaciones para aprovechar lo más amable de la climatología del Cabo de Gata.

 

Los cortijos se ubican en una hectárea de jardín que ha sido repoblado con especies autóctonas y adaptadas al clima, creando tras dieciséis años un auténtico oasis que contiene una piscina fenicia y un jacuzzi al aire libre; espacios para el paseo, para la lectura y la meditación; un pabellón para masajes terapéuticos; un reciento cuidado para barbacoas junto a un comedor-mirador en la parte más elevada de la finca; un huerto-ecológico para el consumo doméstico y un recinto en donde nuestras mascotas viven felices.